Cómo nos afecta la primavera

La llegada de la primavera conlleva una notable mejoría del tiempo, el alargamiento de las horas de luz,… lo que nos permite y hace que nos apetezca más salir a la calle a disfrutar del día y hacer más planes y actividades al aire libre.

La luz afecta a nuestras hormonas, más luz conlleva un estado de ánimo más positivo. En Finlandia, que llegan a estar 6 meses sin luz, los casos de depresión son mucho más numerosos que en otros países.

Pero en algunas personas este cambio de tiempo provoca cansancio, tristeza y falta de energía, es la conocida como astenia primaveral. La astenia no es una enfermedad, simplemente es una adaptación del cuerpo a los cambios. Pero esta situación sólo dura un par de semanas, sólo si se acompaña de fiebre u otros síntomas anormales debemos acudir al médico.

alergiaOtro de los problemas de esta época son las enfermedades alérgicas. En primavera las plantas comienzan el proceso de polinización, y cada vez son más frecuentes las alergias en el mundo occidental. El 20% de la población padece alergia a algún tipo de polen.

Las alergias no son un problema grave, pero una persona alérgica también puede verse afectada emocionalmente, puede verse mermada la calidad de vida de la persona que la padece.

Las alergias afectan con más fuerza a las personas mayores, ya que su estado de salud es más delicado y pueden padecer enfermedades que acentúan las reacciones alérgicas. La nariz congestionada y la garganta irritada pueden resultar sólo una molestia para una persona joven, pero para una persona mayor con alguna enfermedad cardiovascular estos síntomas pueden ser un problema grave.
La tercera edad es más propensa a sufrir alergias en la piel y los ojos, ya que suelen sufrir de sequedad ocular y su piel es más frágil y delgada.

¿Cómo tratar la alergia en una persona mayor?

El médico le recetará el tratamiento adecuado según sus condiciones particulares de salud.

¿Cómo prevenir la alergia?

  • Mantener la piel hidratada.
  • Ventilar la casa durante unos minutos por las mañanas y evitar abrir las ventanas y puertas durante el día para evitar que entre el polen.
  • Lavar la ropa con detergente hipoalergénico.

Consejos alimenticios para ancianos

La alimentación y el deporte son dos de los factores más importantes para la salud, para los ancianos hay que hacer especial hincapié en la alimentación.

Muchos estudios de la alimentación han llegado a la conclusión de que hay que ingerir alimentos 4 ó 5 veces al día, es un consejo que puede valer para todas las edades, pero cobra una mayor importancia cuando se trata de personas mayores.

Algunos consejos:

  1. pan integral
    Pan integral

    Pescado de 2 a 3 veces por semana, a poder ser pescado azul.

  2. Pasta, arroz y pan a diario, mejor si son integrales.
  3. Evitar el alcohol.
  4. Reducir el café.
  5. Reducir los azúcares.
  6. Reducir la sal.
  7. Reducir los embutidos, ya que tienen mucho colesterol.
  8. Pollo o pavo al menos 3 veces a la semana.
  9. Fruta y verdura a diario.
  10. Lácteos a diario.
  11. Eliminar los alimentos que contengan grasas y colesterol.
  12. Beber dos litros de agua al día.
  13. Fruta y verdura a diario.

“Somos lo que comemos”, y si queremos estar sanos, debemos mantener una alimentación equilibrada. Conforme vamos cumpliendo años nuestro cuerpo asimila mucho peor algunas sustancias, como las grasas, y una dieta desequilibrada puede llevarnos a tener graves problemas de salud.

Qué es la gripe y quién debe vacunarse frente a ella

VACUNALa gripe es una enfermedad infecciosa aguda de las vías respiratorias. Se transmite muy rápida y fácilmente de una persona a otra. Se presenta predominantemente entre los meses de noviembre y marzo y lo hace de forma epidémica.

En poblaciones grandes suele afectar cada año a entre el 5 y el 15% de la población, pero en grupos de población cerrados como colegios o residencias de ancianos, el porcentaje es superior al 50%.

Las personas enfermas son la fuente de infección. Se transmite principalmente por vía aérea, las gotitas originadas por la persona enferma al hablar, toser o estornudar alcanzan a la persona sana susceptible que coger la gripe. El virus entra en la nariz, en la garganta o los pulmones de la persona y comienza a multiplicarse, los que provoca los síntomas de la gripe.
Un enfermo de gripe puede trasmitirla incluso un día antes de que empiece a notar los síntomas y hasta unos 3-7 días después del comienzo de la enfermedad, los niños incluso más días.

Los síntomas de la gripe comienzan entre 1 y 4 días después de que el virus entre en el organismo, y son los siguientes:

  • Inflamación del tracto respiratorio.
  • Congestión.
  • Fiebre (de 3 a 5 días).
  • Dolores musculares (de 3 a 5 días).
  • Falta de energía (hasta 2 semanas).

Síntomas más específicos en ancianos:

  • Dificultad respiratoria.
  • Producción de esputo.

La gripe puede revestir más gravedad en personas mayores y en personas que padecen enfermedades crónicas. Puede traer complicaciones como neumonía, bronquitis, sinusitis, otitis, deshidratación, empeoramiento de enfermedaddes crónicas como diabetes, asma o problemas cardiacos,…

Consejos en caso de padecer gripe:

  • Descansar.
  • Beber abudantes líquidos.
  • Evitar el alcohol y el tabaco.
  • Tomar medicamenteos para mejorar los síntomas, por ejemplo para bajar la fiebre.

¿Quién se debe vacunar frente a la gripe?

Se recomienda la vacuna para las personas con alto riesgo de sufrir complicaciones y para las personas que estén en contacto con estos grupos ya que pueden transmitírsela.

  • Personas mayores de 65 años, especialmente las que conviven en instituciones cerradas como residencias.
  • Personas menores de 65 años con alto riesgo de padecer complicaciones derivadas de la gripe.
  • Personas que pueden transmitir la gripe a aquellas que tienen un alto riesgo de presentar complicaciones.
  • Personas que trabajan en servicios públicos esenciales.
  • Personas que trabajan en los servicios de emergencia sanitarias.
  • Personas que, por su ocupación, pueden estar en contacto con aves con sospecha o confirmación de infección por virus de gripe aviar altamente patogénico.

¿Quien no debe ser vacunado?

  • Las personas con alergia al huevo, con hipersensibilidad a las proteínas de huevo o que hayan tenido una reacción alérgica severa a una vacunación anterior con vacuna de la gripe.
  • Los niños menores de 6 meses.
  • Si se tiene una enfermedad aguda con fiebre alta debe esperarse hasta que esta situación remita.

Fuente: Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad