¿Por qué te va a venir bien la asistencia a domicilio para mayores?

Las personas de avanzada edad pueden tener problemas para desempeñar sus funciones básicas. Por eso, desde la Fundación Sanesval, te podemos aconsejar acerca de cómo garantizar unos cuidados que se pueden convertir en imprescindibles. Como podrás comprobar, a continuación, la asistencia a domicilio es la opción que te recomendamos.

La asistencia a domicilio frente al internamiento en una residencia

Fuente: https://www.flickr.com Nombre del autor de la imagen: ©Tomás
Fuente: https://www.flickr.com
Nombre del autor de la imagen: ©Tomás

En la Fundación Sanesval, contamos con residencias para la tercera edad en Huesca en las que los ancianos estarán perfectamente atendidos. Sobre todo,las aconsejamos para las personas mayores que manifiestan algún grado de dependencia, por no poder desplazarse con facilidad o sufrir alguna enfermedad relacionada con el envejecimiento. En estos casos, si no dispones del tiempo necesario para cuidarlas, te recomendamos el internamiento en nuestras residencias geriátricas, donde no les faltarán atenciones y servicios.

Sin embargo, en el caso de que la persona mayor todavía conserve cierta capacidad para valerse por sí misma, consideramos que es mejor optar por el servicio de la cuidadora de mayores. Esto te garantizará la seguridad de tu ser querido y una atención personalizada en su mismo domicilio. Por ejemplo, mediante el control por parte de la cuidadora de los medicamentos que tiene que tomarse.

Nuestras cuidadoras son seleccionadas entre personal cualificado y con experiencia en la materia, por lo que no recurrimos a contratar personas sin cualificación para reducir gastos. Podrás estar seguro de que la persona será asistida por un profesional en cuidados de mayores.

Además, una de las principales ventajas de la asistencia a domicilio consistirá en que los ancianos no tendrán que romper con su entorno natural y podrán seguir manteniendo sus costumbres habituales. Las cuidadoras de mayores, por ejemplo, les acompañarán para bajar a la calle o hacer trámites.

En definitiva, mejorarán sus ánimos (y los de los familiares, que podrán hacerles visitas con facilidad) y su calidad de vida no se resentirá.

Qué es la gripe y quién debe vacunarse frente a ella

VACUNALa gripe es una enfermedad infecciosa aguda de las vías respiratorias. Se transmite muy rápida y fácilmente de una persona a otra. Se presenta predominantemente entre los meses de noviembre y marzo y lo hace de forma epidémica.

En poblaciones grandes suele afectar cada año a entre el 5 y el 15% de la población, pero en grupos de población cerrados como colegios o residencias de ancianos, el porcentaje es superior al 50%.

Las personas enfermas son la fuente de infección. Se transmite principalmente por vía aérea, las gotitas originadas por la persona enferma al hablar, toser o estornudar alcanzan a la persona sana susceptible que coger la gripe. El virus entra en la nariz, en la garganta o los pulmones de la persona y comienza a multiplicarse, los que provoca los síntomas de la gripe.
Un enfermo de gripe puede trasmitirla incluso un día antes de que empiece a notar los síntomas y hasta unos 3-7 días después del comienzo de la enfermedad, los niños incluso más días.

Los síntomas de la gripe comienzan entre 1 y 4 días después de que el virus entre en el organismo, y son los siguientes:

  • Inflamación del tracto respiratorio.
  • Congestión.
  • Fiebre (de 3 a 5 días).
  • Dolores musculares (de 3 a 5 días).
  • Falta de energía (hasta 2 semanas).

Síntomas más específicos en ancianos:

  • Dificultad respiratoria.
  • Producción de esputo.

La gripe puede revestir más gravedad en personas mayores y en personas que padecen enfermedades crónicas. Puede traer complicaciones como neumonía, bronquitis, sinusitis, otitis, deshidratación, empeoramiento de enfermedaddes crónicas como diabetes, asma o problemas cardiacos,…

Consejos en caso de padecer gripe:

  • Descansar.
  • Beber abudantes líquidos.
  • Evitar el alcohol y el tabaco.
  • Tomar medicamenteos para mejorar los síntomas, por ejemplo para bajar la fiebre.

¿Quién se debe vacunar frente a la gripe?

Se recomienda la vacuna para las personas con alto riesgo de sufrir complicaciones y para las personas que estén en contacto con estos grupos ya que pueden transmitírsela.

  • Personas mayores de 65 años, especialmente las que conviven en instituciones cerradas como residencias.
  • Personas menores de 65 años con alto riesgo de padecer complicaciones derivadas de la gripe.
  • Personas que pueden transmitir la gripe a aquellas que tienen un alto riesgo de presentar complicaciones.
  • Personas que trabajan en servicios públicos esenciales.
  • Personas que trabajan en los servicios de emergencia sanitarias.
  • Personas que, por su ocupación, pueden estar en contacto con aves con sospecha o confirmación de infección por virus de gripe aviar altamente patogénico.

¿Quien no debe ser vacunado?

  • Las personas con alergia al huevo, con hipersensibilidad a las proteínas de huevo o que hayan tenido una reacción alérgica severa a una vacunación anterior con vacuna de la gripe.
  • Los niños menores de 6 meses.
  • Si se tiene una enfermedad aguda con fiebre alta debe esperarse hasta que esta situación remita.

Fuente: Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad